lunes, 23 de octubre de 2017

Lo equidistancia y no lo es


Según el diccionario de la Real Academia Española:

equidistancia.
De equi- y distancia.
1. f. Igualdad de distancia entre varios puntos u objetos.

Vivimos en un país (y me da igual si hablamos de España o Cataluña) que vive instalado cada vez más en el terreno de la corrección. Hay que medir el qué se hace y el qué se dice para asegurar que no se ofende a nadie. Un ejemplo lo tenemos en la publicidad: si no ofende a las mujeres, ofende a los enanos (¿o mejor personas de corta estatura?), o a los extranjeros, o a los animales, etc.

Con la situación política que estamos viviendo desde hace meses, y sobre todo los últimos años, se ha polarizado la población. Los que estamos a favor de la independencia y los que están en contra. Y estos últimos, están divididos en dos: los que están claramente a favor de aplicar cualquier medida para mantener Cataluña dentro del estado español y aquellos que también pero, que se muestran preocupados por dichas medidas. A éstos últimos, se les ha llamado equidistandes.

Como reza la definición de la RAE, un equidistante debería estar a igual distancia de ambos puntos. Los llamados equidistantes, lo siento pero no lo están.

Los llamados “equidistantes” dicen precisamente que sí, que no están a favor de lo que hace el Govern de la Generalitat, ni de lo que hace el Gobierno de España pero, solo hace falta escucharlos o leerlos para ver que no es del todo cierto. He aquí mi análisis:

Estar contra la independencia, es una posición muy lícita. Por ello, los “equidistantes” se inflan a pedir a Puigdemont y todo el Govern, que no declaren la independencia. De hecho, ya pedían que las elecciones del 27S no fueran plebiscitarias. Y también pidieron que no se hiciera el referéndum del 1 de Octubre.

Por el otro lado, los “equidistantes” dicen que no están a favor tampoco de Rajoy pero: ¿alguien ha escuchado que pidan a Rajoy que no envíe la policía o que una vez enviada, pidiera que la retirara? ¿alguien ha escuchado que pidan al Gobierno central que no active el artículo 155 de la constitución española?

Ciertamente, dicen que no quieren que se aplique el 155, como también que no se utilice la policía contra los ciudadanos pero, para ello, piden de nuevo a Puigdemont que no haga el referéndum, o el que no declare la independencia. Así que, siempre piden al mismo bando que no actúe, cuando, además, lo hace según sus promesas al electorado. De hecho, cuando critican las cargas policiales o ahora la aplicación del 155, siempre cargan la responsabilidad sobre los actos del Govern, nunca sobre la inacción del Gobierno central o su falta de cadera política.

El movimiento #hablemos #parlem, me pareció genial cuando apareció. Únicamente se ha manifestado una vez, el fin de semana anterior a la comparecencia de Puigdemont en el Parlament para trasladar los resultados del referéndum del 1 de Octubre. El movimiento salió a la calle pidiendo que no se declarara la independencia y se negociara. Así lo hizo el President con las consecuencias que todos sabemos hasta ahora. ¿Por qué no se ha vuelto a movilizar este movimiento para pedir a Rajoy que no aplique el 155? ¿Por qué no piden a Rajoy que acepte el referéndum pactado? ¿Por qué no piden la retirada de la policía? Me da que este movimiento, no ha sido más que una orquestación política aprovechándose de la gente de bien, para presionar únicamente al bando independentista. Por tanto, tampoco puede considerarse un movimiento “equidistante”.

Si verdaderamente fueran equidistantes, no sólo se hartarían a pedir a Puigdemont que renunciase a su promesa y que resulta ser el sueño de muchos catalanes. Deberían también inflarse a pedir a Rajoy que no aplique el 155, que facilitase un referéndum pactado, que retire a la policía enviada dejando al resto del estado indefensa.

Mientras no lo hagan, mientras sólo pidan a un bando que renuncie a sus ideales, lo siento mucho pero, no son equidistantes. Tienen un bando claro y hay que decirlo alto y claro. Si se ofenden por ello, tienen un problema.

miércoles, 11 de diciembre de 2013

Ha pasado mucho tipo

Como el título indica, ha pasado mucho tiempo en el que he tenido este pobre blog abandonado. No por falta de ganas de escribir, sino por vagancia, para que negarlo, y en algunos asuntos, la prudencia del silencio.

Ahora me han pasado un par de cosas y mira, he decidido escribir. Espero q sea el inicio de un nuevo tiempo de publicaciones y no sólo un espasmo comunicativo. Mañana publicaré el primer escrito. Con este tan sólo quería avisar a aquellos que seguís el blog.

Un abrazo a todos!

Ni respeto, ni lógica

Como el propio título indica, este post trata sobre la falta de respeto y la absoluta ausencia de lógica que yo, en mi humilde opinión, encuentro al siguiente hecho: llevar carritos de niño a actos que se conoce que tendrán una gran aglomeración de gente asistente y que, además, requieren de movimiento.

El pasado 6 de diciembre, fui con mi pareja al mercado medieval de Vic. Un acto en el que, año tras año, las calles y plazas de la ciudad se llenan de puestos de venta de alimentos, artesanía y muestras de oficios antiguos, todo ello ambientado en la época medieval. Este mercado medieval se ha convertido en uno de los más conocidos y visitados de los centenares que se realizan anualmente por toda Catalunya y las calles de la capital de Osona se ven invadidas por verdaderos ríos de gente que lo visita durante los tres días que tiene de duración. Oleadas de vehículos privados llegan por carretera congestionando los accesos y lugares de aparcamiento y ordas de gente llegan en tren para poder pasear y disfrutar del acontecimiento.

Al día siguiente, ya que mi pareja no es catalana ni reside aquí, decidí llevarla a la Fira de Sta Llucia de Barcelona. Esta feria es la feria de Navidad más grande que se organiza en la ciudad de Barcelona, y los puestos de árboles de Navidad, adornos y luces para los mismos, figuritas para los nacimientos, plantas de Navidad, ramilletes de la suerte y demás artículos relacionados con estas fechas, llenan la Av de la Catedral de la capital catalana. Gente no solo de Barcelona viene a verla, lo que provoca que la zona sea intransitable con vehículo privado y difícilmente a pie, debido a la alta concentración de gente en un único espacio y con la intención de ver lo mismo.

Cuando uno se dirige a estos lugares, ya da por hecho la aglomeración de gente, que habrá alguna incomodidad debido al acinamiento e incluso de da por descontado que habrá algún empujón y pisotón involuntarios. Pero es que en los últimos años, se ha notado un incremento de inconscientes que se desplazan con los carritos de los niños a estos lugares. Y entendedme bien. El problema no es tanto el carrito en sí mismo (aunque un carrito de hoy día, ocupe el espacio vital de dos o tres personas incluso), sino que dichas personas se creen con el derecho de conducir como verdaderos camicaces, arrollando todo aquel que pillan, golpeando los talones con el cochecito, y exigiendo prioridad de paso además, no siempre de buenas maneras. Los hay que bajan incluso con cochecito de gemelos!!! Ole tú!!!

Todo lo basan en que los pequeños también tienen derecho a ver... A VER QUE???? No me imagino lo que debe pensar un crío, sentado en su cochecito y rodeado de personas más altas que no le dejan ver nada que no sea sus culos y piernas. Debe acojonar digo yo!! Otros van directamente dormidos. Aunque después están los que pasan de ir sentados y saltan de su carrito para ir de manos de su padre o madre. Padre o madre que, con una mano llevan a su hijo y con la otra quieren gobernar un cochecito que son capaces de llevar de manera digna con las dos. Resultado? Más golpes recibidos y situaciones que llegan a ser tensas dependiendo del carácter de la gente que se cruza.

Sin duda alguna, esta situación está provocada por el acomodamiento que existe en la sociedad, que es incapaz de abandonar algo de comodidad por el bien común. A mi y a los de mi generación, por no ir más atrás, nos han llevado nuestros padres a estos lugares pero, en la mochila, el canguro, el,arnés, en brazos o sobre los hombros, nunca en carrito. No es de extrañar que ahora, cuando una pareja tiene un hijo, prácticamente necesita una furgoneta para llevar todos los trastos del crío.

Pues lo voy a decir bien claro: me cago en todos los que hacéis estas cosas que acabo de relatar. Si por mi fuera, pondría multas severas a esta "gente" y prohibiría el acceso a estos lugares de aglomeración con cochecitos.


lunes, 5 de marzo de 2012

CUESTIONES, CONFIANZA Y CONSECUENCIAS EN EL INFIERNO

Hace días que estoy escribiendo este post pero, entre que no paro de ir a médicos, el despido, abogado, mecánico, reuniones, temas retrasados y que solo escribo con una mano y me estresa, parecía que nunca lo iba a finalizar.

Todos aquellos que leáis estas letras y seáis de alguna colla de diablos miembro de Coordinadora, ya tendréis una postura clara, tanto hacia el tema como hacia mi propia persona y por tanto, no intento convencer a nadie de nada, sino simplemente expresar mi opinión al respecto.

El pasado 23 de febrero, se llevó a cabo una asamblea extraordinaria de la Coordinadora de Colles de Diables i Bestiari de Foc de Barcelona, con un único punto en el orden del día: la cuestión de confianza solicitada por varias collas de la entidad. Tras los turnos de exposición de los puntos de vista de los solicitantes y junta, las réplicas y contra-réplicas, un turno abierto de palabra dónde hablamos cuatro miembros y de solventar los típicos problemas que surgen en nuestra entidad en cada ocasión que se vota algo, fue decisión de la asamblea, según estatutos, que la hasta entonces junta de la asociación cesara en sus funciones al no obtener los votos suficientes que refrendaran su gestión, aunque obtuvieron más votos favorables que contrarios. Según post en Facebook de la Coordinadora, el resultado fue: 25 votos a favor, 14 en contra, 1 nulo i 2 abstenciones. Estos son los datos. Fríos e incontestables.

Cómo resultado, hubo un grupo de cinco collas que, legítimamente, tomaron la decisión de abandonar la entidad. Éstas fueron: Diables del Barri Gòtic, Diables del Poble Sec, Kinta Forca, Diables Tarascaires i Guspires de Sants. Siempre es una tragedia que socios decidan abandonar una entidad y más cuando alguno de ellos es fundador de la misma. Repito que tienen todo el derecho a tomar esta decisión pero, me permitiréis que no la comparta. Según los escritos leídos por algunos de los representantes, se dirigían al nuevo presidente de la entidad para decirle que no se sentían representados. A mi parecer, es una crítica que llega prematura, dado que no se conoce que junta saldrá ni tampoco qué rumbo seguirá ésta, por lo que, ¿cómo pueden sentirse o no representados si no saben quién lo hará? Eso, a mi parecer, es igual que si al ganar las elecciones la candidatura que no voté, mi colla hubiera abandonado. Tanto mi colla como yo, siempre hemos optado por la unidad y construcción, que no por el abandono cuando algo no gusta y recuerdo que desde la oposición, también se construye.

También hay que recordar, como ya twiteé al finalizar la votación y ya había hablado con muchas personas con anterioridad, que hace ya muchos meses que desde un grupo de personas se estaba gestando la creación de una nueva entidad que agrupara las collas de diablos únicamente de la ciudad de Barcelona. Sin duda, el resultado de la votación y la marcha de estas collas (y si la rumorología “facebookiana” acierta otras se están sumando) facilitará la formación de dicha nueva entidad. Cómo no, también se me acusa desde algunos foros, de estar detrás de esto para fomentar la división de la entidad. No merecen respuesta la verdad. Solo diré que, aunque sí que tuve contactos con personas implicadas, no fui yo el que los inició ni tampoco quise saber nada de ello pero, sí que lo comenté con todo aquel dispuesto a escucharme y ahora se viene a demostrar. Pero este punto, merecerá otro post más extenso y dedicado más adelante.

Desde el sector afín a la gestión de la junta y esta misma, se dice siempre que los contrarios a ellos se encuentran manipulados por unos pocos elementos, anulando así su capacidad de pensar o decidir por si solos. Este posicionamiento me parece igual de inteligente que cuando escucho en los telediarios que el actual gobierno manipula a los estudiantes y sindicatos para “ocupar la calle” intentando así ante su electorado, desprestigiar las protestas que se están realizando. Los paralelismos son extraordinarios en ambos casos dándose además la paradoja de que, esos mismos después están a favor de ser contestatarios ante un gobierno que no les gusta. Curioso ciertamente.

También se nos ha acusado de insultar. Reto a cualquiera de esos, a que nos digan abiertamente cuando y con qué palabras, porque yo sí recuerdo las veces que desde la junta o sus allegados se me ha insultado y faltado al respeto. Lo que ocurre es que la actual junta, en mi opinión, no estaba preparada para tener oposición. Siempre he defendido mi opinión desde el respeto y con buenas palabras. Sólo he levantado el tono de voz, en aquellas ocasiones en las que, ante la falta de argumentos a favor de sus tesis, algún miembro de la junta interrumpía mi exposición con tono alto y entrábamos entonces en un absurdo “a ver quién grita más” del que, ciertamente no me enorgullezco pero, por mi carácter, no cedo ante ese tipo de “respuestas”. Y también se nos ha llamado políticos, como si eso fuera un insulto, solo por el hecho de usar buenas palabras.

Se ha llegado a decir, supongo que en un arrebato de impotencia de los que suelen tener algunos miembros de la ya ex junta, que los estatutos estaban “hechos a medida por que sabíamos muy bien a qué agarrarnos”. Para aquellos que así piensan, decir que estos estatutos fueron redactados a propuesta de la junta del momento, presidida por mí. Decir que fueron redactados por gente ajena a la junta, entre los que se encontraban varios miembros de la última junta (sí, esa que ahora dice que los hicimos a medida) y para terminar, recordar que tras 6 años en juntas de Coordinadora los últimos 4 como presidente, dimití al aprobarse los estatutos por estar en competo desacuerdo con ellos, por lo que creo que ya desmiento eso de haberlos hecho “a mi medida”. Por cierto, que entre otras cosas, yo quería incluir que las comisiones fueran soberanas y que no se ampliara el ámbito de actuación para frenar el crecimiento insostenible que estaba teniendo la entidad y que ha terminando siendo el motivo de la fractura más notable. Éstas y otras propuestas fueron rechazadas por el comité redactor en la reunión celebrada en la sede del Distrito de Horta-Guinardó, si alguien quiere puedo incluso decir los motivos y las personas que los defendieron (y en nombre de qué collas, quedaríais asombrados algunos, después de escuchar últimamente a algunos altos cargos de la entidad).

También se me ha acusado a mí en particular, de que en mi época de presidente era un dictador. Bien, es respetable y ya en aquel entonces tuve algunas conversaciones al respecto. Nunca se hace algo a gusto de todos y es aceptable tener voces discordantes, nunca me preocupó. Ciertamente, mi junta tomó decisiones pero, todas y cada una de ellas fueron llevadas a la asamblea para su ratificación en la asamblea siguiente. Se votó desde si se renovaba el Mascle Cabró, hasta el diseño del mismo. Se votó el formato de participación en cada uno de los actos celebrados. Se votó todo en asamblea. Tal era el nivel de democracia interna dado que somos asamblearios, que el año del plante ante ICUB, se reunió la asamblea mientras la junta y comisión Mercè nos reuníamos con el regidor de cultura y éste tubo que dejarnos a solas para que comunicáramos el acuerdo y lo ratificara la asamblea. Así fue y así lo pueden atestiguar algunos de la actual ex junta. Ahora, se ha pasado a tomar decisiones que, no entro a valorar si positivas o negativas, simplemente digo desconocidas por la asamblea hasta que ya eran hechos consumados.

Yo, sí creo que las collas tienen opinión propia (o en su defecto la de sus representantes) y que actualmente, se reduce en su inmensa mayoría en un solo pensamiento: yo no quiero organizar ni currar en nada, que ya vengo a las reuniones, yo lo que quiero es quemar. Esto hace que cuando se ha de realizar una votación para aprobar el método de sorteo de las collas participantes en la Mercè ’11, éste sea aprobado por amplia mayoría, aún y cuando ese método de sorteo se ha reconocido injusto y discriminatorio hacia una parte de los participantes en él.

Excepto pocas collas, en coordinadora la mayoría se ha convertido en un grupo de gentes con doble moral, que no ha parado de aceptar nuevos miembros sin parar pero, que no ha dudado en discriminarlos cuando ha hecho falta por que veía “peligrar” lo que ellos consideran sus derechos. Ha sido un: yo soy hippie pero, poco. Todos cabemos aquí, menos en mi acto. Coordinadora ha sido víctima, del gigantismo que ella misma ha provocado. Ha sido victima de un mal entendido buen-rollismo y del no querer quedar mal con nadie.

Todavía tengo más pensamientos y sensaciones pero, este post ya está siendo eterno y, como he dicho antes, nadie va a cambiar de idea así que, no os voy a torturar más. Eso sí, si queréis dejar comentarios, a favor o en contra, serán bienvenidos, por que decir lo que uno piensa, no es malo, siempre que se diga a la cara y de buenas maneras (por que cuando se hace solo por la espalda o faltando al respeto, las cosas se pudren).

miércoles, 4 de enero de 2012

LA GUERRA DE LOS TERMOSTATOS

Hola! No se me olvida que he de hacer todavía posts de mis últimos viajes pero, trabajo y ocio me tienen muy ocupado y no he podido hacerlos hasta el momento. Tampoco he podido seleccionar las fotos de los últimos viajes para publicarlas. Bueno todo llegará.

Lo que no podía esperar más era este post. Se trata de un email enviado a mis compañeros de la oficina debido a la tradicional "guerra de los termostatos". Estoy seguro, de que puede hacerse extensiva a muchas otras oficinas del mundo y que muchos os sentiréis por igual identificados conmigo o contrarios a mí. No me enrollo más, y os paso el texto de mi correo.

"Buenas tardes,

compañeros/as. Aún y a riesgo de ganarme alguna enemistad, creo que no me queda más remedio que enviar este mail.

El uso que se está haciendo de la calefacción está siendo a mi juicio exagerado. En todas las documentaciones de uso, recomendaciones gubernamentales y sentido común, se indica que no se suba la temperatura de los termostatos por encima de los 21-23ºC. Aquí se ha llegado a subir a los 28ºC. No puede ser que salga cada medio día y tarde con dolor de cabeza y la sensación de vivir en verano y sin aire acondicionado, que no teclee bien por tener las manos sudorosas o que incluso se me nuble la vista en algún momento.

Me gustaría recordaros a todos/as, que el pasado mes de diciembre, cambiamos de estación y que ahora toca vivir el invierno. El invierno, para aquellos que lo desconozcan, es época de frío. Aunque Barcelona, esta maravillosa ciudad, esté situada al sur de Europa, el hecho de estar en estas fechas, significa a la fuerza que el mercurio baje. No llega al nivel de otros lugares dónde se baja mucho (hasta bajo cero) pero, tampoco estamos en el trópico, por lo que es normal que la temperatura oscile en estos días, entre los 8ºC durante la noche y los 18ºC durante un día soleado como hoy. Incluso, la previsión es que tendrá que bajar más cara a finales de enero principios de febrero. Insisto, ESTO ES NORMAL, NO VIVIMOS EN LAS CANARIAS.

Como he dicho antes, para que en la oficina no se sufra, existe esta maravilla de la tecnología que es la calefacción central. Utilizarla dentro de los baremos establecidos como lógicos, nos evita pasar frío dentro y que al salir a la calle el shock térmico sea moderado y no brutal.

No negaré, que determinadas personas, hombres y mujeres por igual, debido a diferentes metabolismos, podamos tener sensaciones térmicas diferentes. Esto amigos/as entra en lo común. Pero, una vez establecida la temperatura confort (repito que está entre los 21 y los 23ºC) existen maneras de combatir esas diferencias. Si todavía se tiene calor, se puede venir en maga corta o incluso remangar las mangas de la camisa o el polo. Si se tiene frío, primero de todo nombrar la existencia de la manga larga y el cuello cerrado o incluso el cuello vuelto. Además también existen una serie y variedad inmensa (sobre todo en el mundo femenino) de prendas que pueden complementar la falta de calor corporal. Permitidme nombrar algunas como los jerseys, chaquetas de punto o aquella que ya nuestras abuelas utilizaban, las rebequitas, amén de la variedad de tejidos y grosores y calidades de los mismos, que permiten a una misma prenda dependiendo del material con el que esté realizada, que abrigue más. No es lo mismo una fibra finísima de lino o sintética (que puede quedar monísima puesta aunque no abrigue un carajo), que una prenda de algodón o incluso de lana, que quizá no nos muestra tan atractivos pero, nos evita muuuuucho más el frío y, qué leches pero, ¿aquí no hemos venido a encontrar pareja verdad?

Pues nada, creo que ha quedado bastante claro mi pensamiento al respecto. No he dicho nada hasta ahora pero, después de los últimos dos días en los que debido al dolor de cabeza me cuesta lograr la concentración, he creído necesario haceros partícipes de mi pensamiento. A partir de aquí, podéis volver a subir la temperatura lo que creáis conveniente que os aseguro que no volveréis a escuchar que me queje.

Sin más, me despido de vosotros.

Un saludo,
Jordi Ullate"

lunes, 21 de noviembre de 2011

NO HAY PEOR SORDO, QUE QUIÉN NO QUIERE ESCUCHAR

M'entistreix i avargonyeix veure com certes persones s'obstinen en mantenir una postura de continua incredibilitat i  enderrocament cap a la vostra junta i de retruc a una entitat que ha costat tans anys de construïr i forjar.” Este es el texto con el que la presidenta de Coordinadora de Collas de Diables i Bestiari de Foc de Barcelona (CDB), cerraba el correo remitido a todas las collas miembras de la entidad. Una referencia directa hacia mi persona, así como también hacia otros representantes de collas que no compartimos su proceder.

Desde que la actual junta saliera escogida, utilizando unas malas artes indignas hasta para los partidos más recalcitrantes de este país, se ha instalado un mal ambiente en CDB que ha provocado una fractura social como no ha habido en los 25 años de historia de la misma. La animadversión por determinados miembros y representantes es tal que, no solo cualquier cosa que sale de nuestra boca se interpreta directamente como un ataque hacia la junta, sino que además se nos ha insultado gravemente en varias ocasiones, tanto desde la propia junta, como desde personas afines a la misma durante las asambleas. Hasta este momento, he aguantado sin responder a dichas provocaciones, manteniendo un silencio total y no respondiendo a ninguna de ellas ni en asamblea, ni tampoco en las redes sociales, dónde en varias ocasiones se han entablado discusiones fratricidas entre ambos bandos. Más aún, en varias ocasiones, he intentado pacificar los ánimos, tanto de un lado como del otro, aún y teniendo clara mi postura y renunciando a hacerlo sabedor de que, de hablar, solo echaría más leña al fuego y contribuiría a enseñar las vergüenzas de una gente que, si bien es cierto que son muy buenos colaboradores, no se dan cuenta de que no saben dirigir. Esta renuncia a “devolver los golpes”, también venía dada por mi vana esperanza de que al final, la junta se dedicara a gobernar la entidad y no a fomentar la absoluta falta de valores que existe hoy día en la CDB. A raíz de los últimos ataques dirigidos directamente hacia mi persona, fruto de lo que llamaré “los sucesos de la Mercè ‘11”, he decidido a dejar de poner la otra mejilla, decir basta y empezar a defenderme.

De lo sucedido hasta la fecha no diré nada, a no ser que alguien lo vuelva a sacar a la palestra, porqué además hay mucha gente nueva que pueden no saber ni de qué se está hablando. Pero las últimas “perlas” de nuestra presidenta para con mi persona no las puedo dejar pasar por alto.

Se me ha acusa de fomentar la incredibilidad y de practicar acoso y derribo de la junta actual. En lo primero, no necesitan ayuda ninguna, se bastan solos. Cómo me voy a fiar de gente que se encarga de manipular, tergiversar y alterar lo que yo (y otras personas) decimos en la asamblea, realizando llamadas con nocturnidad y alevosía para explicar a terceros verdades a medias y sesgadas que a efectos, se convierten en mentiras.

En la última asamblea, dado que la junta no tenía idea sobre una reunión de la cual yo sí, me limité a decir los puntos que yo recordaba que en ella se trataron, sobre todo, debido a la premura que existía, dado que el 30 de noviembre finalizaba el plazo de entrega de propuestas. Además, también hablé sobre la idea presentada por el ayuntamiento de realizar convenios con las coordinadoras en lugar de otorgar subvenciones directas a las entidades, y otros temas más pero, al parecer, a los oídos de la junta solo llegó el tema de los convenios, ya que, en el escrito de respuesta enviado, parece que solo dije eso. Incluso pareciera que hice algún juicio de valor, mostrando mi opinión al respecto, cosa que nunca ocurrió.

Tanto la junta, como sus afines, siempre están pidiendo respeto, cuando son ellos los únicos que han insultado, faltado al respeto y levantado el tono de voz para realizar sus “respuestas” al quedarse sin argumentos. Por mi parte, y la de otros que también muestran su opinión, nunca hemos faltado al respeto de manera personal o al global de la junta, simplemente hemos llevado la contraria o pedido explicaciones sobre temas que no vemos claros. Lo que ocurre es que cuando nosotros abrimos la boca, ellos cierran los oídos y no prestan atención a lo que se dice, dando por hecho que les vamos a faltar al respeto, cosa que no me cansaré de reiterar, no ha sucedido todavía (aunque por el camino hasta se haya llamado a la Guardia Urbana para vigilarnos).

¿Por qué estoy en contra del proceder de la junta actual? Pues ahí van los motivos principales:

-    Pareciera que, si no estás a favor de cualquier cosa que hagan, por definición estás en contra de la junta (no solo de ese tema). Si además decides exteriorizar el pensamiento, te toman por un elemento subversivo que solo quiere inestabilizar la entidad y derrocar la junta.

-    Como Hubert H. Humphrey dijo “El derecho a ser escuchado no incluye necesariamente el derecho a ser tomado en serio”. Esa parece ser la máxima de la junta actual, aunque como tal, debería prestar atención a lo que se les dice y facilitar el debate, no la imposición.

-    Solo la junta puede utilizar el sarcasmo en sus respuestas. Si lo hace alguien más, interpretan que lo hace para ofender a la junta.

-    Hay una evidente y alarmante falta de democracia en la entidad. Desde que han sido escogidos, han tomado un montón de decisiones que no han sido nunca ratificadas por la asamblea, como es deber en una entidad que recuerdo tiene un funcionamiento ASAMBLEARIO. Con esto, nadie está diciendo si las decisiones han sido positivas o negativas (tampoco han dado opción a debatirlo), solamente, que lo han hecho sin ratificación de la asamblea.

La última salida de la actual junta es negarse a convocar una moción de censura (o moción de confianza). Una moción de censura que ha sido solicitada por un amplio número de miembros de la entidad, en el escrito presentado durante la reunión de valoración de la Mercè ’11. Se han negado cuando incluso la presidenta afirmó en aquella misma reunión, que no quería salir de esa asamblea sin que las collas hubieran votado si tenían confianza en la junta o no. Lo que ahora alegan, es que quieren esperar a que la comisión sancionadora proceda primero con sus tareas y lo harán una vez cerrado este tema. Pues señoras y señores de la junta, son dos procesos independientes y que cada uno tiene su propio camino. No hay razón, más allá de la cacicada, para hacer lo que pretenden y de momento están consiguiendo. Imagina alguien, que se pararan las elecciones generales hasta que los tribunales dicten sentencia de todos los caos abiertos? Una muestra más de la cómo se hacen últimamente las cosas en nuestra entidad.

También he de decir que, aunque la junta es solidaria y por tanto todos responsables de las decisiones tomadas, hay tres personas que creo menos responsables que el resto. Dos que todavía no entiendo como se decidieron por esa candidatura (seguramente cantos de sirena escuchados de alguna lengua envenenada) y un tercero que no ha tenido más remedio y que por tal de ayudar, hace lo que sea.

Ya me he extendido más de lo que esperaba. Para terminar, solo diré que, el tiempo pone a cada cual en su sitio y, ya se verá si lo que yo dije en la pasada asamblea es cierto y el 30 de noviembre se han de presentar las propuestas de Coordinadora al Ayuntamiento para el nuevo plan de cultura de la ciudad o, por el contrario, soy un trastornado que solo pretende distorsionar.

Como un miembro histórico de CDB dijo hace muy poco en una asamblea, a mí también me da vergüenza el funcionamiento actual de la entidad pero, como representante de mi colla y persona que ha estado en 3 juntas diferentes trabajando por el mundo del fuego en Barcelona, no me rendiré en mi afán de que vuelva a la senda de la que no debió separarse jamás.

lunes, 19 de septiembre de 2011

VERANO A LA SORIANA

En el post anterior, ya os he presentado mi base logística durante mis vacaciones estivales: Carabantes (Soria). Pero, como ya decía en post, al hacer dos semanas continuadas he podido visitar otros lugares de la provincia. En algunos ya había estado y he podido comprobar los cambios que han sufrido y en otros ha sido la primera vez que los visitaba. He tenido de todo lo que me gusta: historia (visitando castillos, ermitas, restos arqueológicos) y naturaleza.

No podían empezar mejor las vacaciones, ya que llegué a Carabantes en su primer día de fiestas. Además la climatología acompañó como hacía tiempo no lo hacía en esas fechas. Pude disfrutar al 100% de las fiestas incluida la comida popular del lunes, a la que hacía años que no iba. Los siguientes días, los aproveché para descansar el máximo y caminar por el término carabantino. Mi decepción fue no poder acceder a la fuente del moro ni a la de la huerta, un lugar precioso que actualmente se encuentra con el acceso cegado por zarzas y malas hiervas pero, por otro lado, se recuperó la fuente del cubo, gracias al trabajo realizado por Karmele junto a varios familiares (muchas gracias!!). Mi segunda semana, fue más lo que suelo hacer habitualmente durante mis vacaciones, desplazándome cada día para ver diferentes lugares.

En cuanto a castillos, visité diferentes localidades. Calatañazor, fue la primera. Pueblo que sigue con una arquitectura medieval, con calles empedradas y casas que se levantan en dos niveles, el primero en piedra y el segundo y tercero levantado en adobes y madera, manteniendo también las tradicionales chimeneas en forma de cono de aquella época. El pueblo, aparte del encanto antiguo y tranquilidad que confieren sus calles, conserva gran parte de la muralla que antaño protegió la localidad en las batallas frente a los musulmanes y también unos pocos restos de lo que fue su castillo. También visité los castillos de Caracena, Gormaz (castillo amurallado más grande del mundo), San Esteban de Gormaz, Berlanga de Duero y Carabantes (jejeje que no falte). Además, el de Gormaz es el castillo amurallado más grande del mundo dentro de su categoría, conserva todavía la torre del homenaje y dos de las tres torres de defensa junto a la totalidad de su muralla. Resulta impresionante, en lo alto de la montaña, cuando te acercas y se ve en la cima, gobernando un montón de tierras. Cuando estás arriba, y se ven las preciosas vistas que tiene el castillo de miles de kilómetros cuadrados a la redonda, con el río Duero a sus pies, resulta fácil pensar que costara tanto realizar la reconquista, ya que nadie abandonaría por las buenas un terreno así. Mi mente ideó un castillo de fuegos artificiales, genial, para ser disparado desde el interior del castillo y todo su perímetro amurallado, que podría ser visto desde muchos km a la redonda (ya se sabe que la cabra tira al monte).

Iglesias y ermitas, también he visto unas cuantas. Hay que tener en cuenta que, por un lado se estaba llevando a cabo la reconquista, por lo que había una gran necesidad de crear recintos religiosos en los nuevos núcleos de población que se iban creando o conquistando. Por otro lado, la actual provincia de Soria, fue la frontera y escenario de muchas batallas entre cristianismo e islam durante muchos, muchos años. El tierra fronteriza en época de guerra religiosa, provoca que sea necesario exacerbar más de lo normal la fe y creencia de las gentes que ahí vivían y por tanto, el número de centros de culto el mayor. Hubo localidades como Calatañazor que, aún y con lo pequeño de la población, llegaron a tener hasta 9 iglesias. Las hay de muy bonitas, otras están en ruinas y en situación de abandono. Incluso hay alguna, que es una mezquita adaptada posteriormente para ser iglesia románica pero, mantiene la esencia islámica con sus arcos, etc.

Además, también pude pasear por las calles de diversos pueblos con mucho encanto. Pueblos pequeños que antaño tuvieron incluso sus propios fueros e independencia de la corona pero, que actualmente son poco más que una pedanía, como es el caso del pueblo Andaluz. Pueblos grandes, que conservan la esencia del casco viejo y han sido cuna de grandes figuras de la literatura, como el Burgo de Osma, con su majestuosa catedral y muralla, sus calles antiguas que mantienen el encanto de la antigüedad.

No podía faltar en mi visita algo que mucha gente odia: las piedras. Por piedras, entiendo aquellas ruinas de época romana o celtíbera. Recorrí la ruta celtíbera de Soria, que comprende tres núcleos principales de ruinas. Uxama, la antigua localidad origen del actual Burgo de Osma. No se trata de un gran yacimiento arqueológico pero tiene su encanto y está a menos de 5Km del Burgo. Tiermes, ciudad romana que llegó a ser grande, con su propio teatro incluso. Ejemplo de cómo aprovechar una montaña para esculpir una ciudad aprovechando la propia naturaleza. Los ojos poco amigos de este tipo de monumentos, solo verán unas paredes de piedra con agujeros, como en muchas otras montañas, y marcas en el suelo con piedras pero, a mí me gusta pasar las horas imaginando como en esos agujeros se encajaban las vigas de las casas y como esas piedras formaban una calle con sus desagües o como unas piedras formaban el foro, mercado y templos. Resulta impresionante como subían el agua del río manzanares hasta el acueducto que alimentaba de agua potable a toda la ciudad con un sistema de bombas de vacío que siguió utilizándose hasta más allá de la época renacentista, así como comprobar el recorrido del acueducto, excavado en la propia montaña como el resto de la ciudad. Y para terminar pero, no por ello menos importante (mas al contrario), la ciudad de Numancia que, de origen celtibérico, dirigió y encabezó la resistencia de los pueblos celtibéricos de la península contra la ocupación romana durante 20 años de guerra y que solo sucumbió tras 18 meses de asedio. Ya había visitado este antiguo yacimiento arqueológico en mi infancia pero, ahora han reconstruido una casa de la época romana y otra casa de la época celtíbera, así como un tramo de la inexpugnable muralla numantina y uno de sus accesos. Todo ello puede ser visitado por quien acceda al recinto y ayuda a comprender los restos de los que solo se ven los cimientos. Realmente muy interesante si, como a mí, te gusta visitar ruinas e imaginar como fueron esos lugares antaño.

Y tampoco podía dejar de visitar algún paraje natural. La verdad es que pasear por el entorno de Carabantes ya te permite cambiar completamente de registro. Pasas del asfalto a caminar por cerros, bosques de encinas, caminos de tierra que transcurren entre campos de trigo, cebada y girasoles. En verano, los campos toman un tono amarillento y tostado de las parcelas ya cosechadas de cereal, dónde solo queda el rastrojo y las alpacas de paja si todavía no han sido recogidas. Resulta un contraste, no solo de tono si no también de ambiente natural. Pero Soria es más que un secarral. Hay zonas de la provincia que tienen bosques de pinos, como todo el alrededor del pantano de la cuerda del pozo, que es el acceso a la Laguna Negra y el pico del Urbión. Esa zona la he perdonado este año, ya que es la que suelo visitar casi cada año. Este año he ido a otro lugar, más escondido pero igualmente verde y en el que nunca había estado. Se trata de la Fuentona. La Fuentona es un manantial subterráneo, que es el nacimiento del río Abioncillo. Las aguas tanto del manantial como del propio río son increíblemente limpias y transparentes, permitiendo ver le lecho así como la cueva de la que surge el manantial. El equipo del programa de televisión "Al filo de lo imposible" intentó llegar al origen del nacimiento del manantial, sumergiéndose en las cristalinas aguas de la Fuentona pero, solo lograron llegar a poco más de 100m de profundidad bajo el nivel de la superficie, siguiendo las grutas inundadas. Por tanto, el origen del manantial de la Fuentona sigue siendo un misterio. Además, cerca hay también un salto de agua o cascada, que por desgracia no tenía agua en esta época pero, que resulta impresionante visitar durante el deshielo o tras una gran tormenta amén de lo que me contaron algunas excursionistas con las que me crucé. Yo subí por un sendero hasta la cima de la montaña donde se encuentra, y paseé por allí rato largo, para después volver al punto de origen.

Hay algo que no perdono, sea dónde sea que vaya de vacaciones. Se trata de salir de fiesta. Durante el primer fin de semana, estaba claro que me limité a las fiestas patronales de Carabantes. Los otros dos fines de semana, salí de fiesta con mi buen amigo Raul por Calatayud. Cena homenaje que nos dimos cada una de las noches en sendos asadores y el mesón de la Dolores, con unas pintas de Murphy's en un pub irlandés y unos buenos cubatas en los múltiples locales de fiesta de la localidad. Conocí gente (no tanto como me hubiera gustado...), y me lo pasé en grande como siempre que salgo. Eso sí, consejo: a no ser que vayáis con alguien que conozca el pueblo, no salgáis de fiesta por Calatayud en viernes, está desierto y puede ser frustrante. El sábado por el contrario, está todo a reventar y el ambiente es genial.

Total, que este ha sido un gran verano, como hacía años que no vivía.